Años 70

A finales de esta década se inicia el relevo generacional y el primogénito de Cesáreo se convierte en el sucesor natural de su padre y nuevo líder del proyecto, Tomás Aranda actualiza las directrices comerciales de su firma, adecuándolas a los nuevos tiempos, e imprime un impulso hacia el nuevo modelo de transporte por carretera en ese tiempo, las agencias de transporte, que con la inclusión de las nuevas multinacionales extranjeras comenzaban a buscar su hueco en el mercado español.